REGLAMENTO NUESTRA HISTORIA REGISTROS GUÍAS DE ROL GUÍA DE GRUPOS HABILIDADES MODELOS DE FICHA AFILIACIONES
Últimos temas
» El Ultimo Cosmos
Mar Jun 09, 2015 6:46 am por Invitado

» Jugando con Dioses {Retirada de Botón}
Dom Mar 15, 2015 7:28 am por Invitado

» Yosakura Gakuen 夜桜学(AFILIACIÓN NORMAL)
Dom Feb 22, 2015 9:00 am por Invitado

» ⊰ Glass Pool ⊱ [Elite]
Jue Feb 05, 2015 2:26 pm por Invitado

» — The Line — Afiliación Élite
Mar Dic 23, 2014 9:50 am por Invitado

» Mitternacht akademie [Afiliación Élite]
Jue Dic 04, 2014 6:55 am por Invitado

» La Pluma y la Ficción [Cambio de afiliación: de Normal a Élite]
Vie Nov 28, 2014 10:37 am por Invitado

» Jugando con Dioses {Élite~Cambio de Botón}
Lun Oct 27, 2014 1:55 am por Invitado

» Gizem - confirmación [Elite]
Dom Oct 19, 2014 5:47 am por Invitado







afiliados hermanos



afiliados elite

Amour Sucré

El que está abajo no debe temer las caídas.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El que está abajo no debe temer las caídas.

Mensaje por M. Vorfreude el Jue Ago 14, 2014 3:10 pm

Mierda. Suficiente. SUFICIENTE.
Está bien, tenía que vestir harapos por el bien de su "empleo", y tanto tiempo llevaba en ello que ya se había acostumbrado... pero mierda, no se iba a acostumbrar a dormir en un basurero, y menos si tenía dinero como para nadar en él. Quería una casa que estuviera de puta madre, cama de dos plazas, sábanas de seda de buena calidad, y el refri lleno gracias a la contratada mucama de curvas sinuosas... no un puto departamento venido a menos. ¡En el piso! ¡Dormía en el piso, por Jesús!
Gracias a Dios, tenía un plan. Anda, que el tipo no era para nada cuadrado en realidad.
Cual ráfaga, ingresó al local donde se vendían aquellos afamados Daemons, con un aire de determinación que le abrió un camino directo al mostrador.
Quiero ver la revista playboy versión Inmemoriam—soltó echándose sin asco sobre el mostrador.
Naturalmente que se refería al sumario que recopilaba a todos los pobres infelices que tenían/torturaban ahí. La mujer pareció entender a qué hacía alusión, porque estaba haciendo una clara mueca de disgusto. Incluso le miraba como si se preguntara de qué puto basurero había salido (ni hablemos de sus jeans azules rotosos y desteñidos o de su playera gris de extraño estampado).
La morena prácticamente le lanzó el libraco en pleno rostro. Vor solo sonrió, otra cosa no sabía hacer. Luego, abrió el libro en una página al azar, miró alrededor de la página, señaló a un rubio al que sinceramente no examinó de más, y luego se lo indicó a la muy rígida mujer.
Mientras se retiraba a pagar a la caja, le lanzó un papel con un número escrito.
Una buena follada no te vendría mal amor. Me ofrecería voluntario—elevó la voz a medida que se alejaba—pero ni yo soy tan buen samaritano.
Y fue a pagar a la caja un buen dinero por el bicho (con la mirada de la enfurecida/enloquecida empleada clavada en él) y más le convenía que lo valiera.
Luego fue esperar. Y que apareciera rápido o le iba a conocer.



M. Vorfreude



Sexualidad : Bisexual.
Mensajes : 16
Fehc de inscripción : 27/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El que está abajo no debe temer las caídas.

Mensaje por Matt el Jue Ago 14, 2014 6:14 pm


¿Cuánto tiempo había transcurrido allí dentro? No podía recordarlo, las memorias le iban y venían, borrosas, difusas, como estelas de una nube gaseosa perteneciente a un fuego que alguna vez se desprendió de una gran explosión. Explosión de la cual no podía recordar nada. Que molestia, eso resultaba toda una molestia. Tener que vivir en la nada, con el sólo conocimiento de su propia esclavitud y servilismo, simplemente patético. Movió el pie sobre la pierna flexionada en su postura relajada sobre el césped del enorme jardín. Claramente, no siempre debían estar dentro de sus celdas. De no ser por el estúpido y de mal gusto uniforme que todos los Daemon llevaban allí dentro hasta hubiera podido hacer alusión a un parque en el exterior. Mas, ¿cómo hablar o querer comparar a un sitio con otro que ni siquiera conocía? Dios, daba demasiadas vueltas en su mente esa mañana. Para cuando sintió la oscuridad cubrir los párpados de sus ojos, los cuales había mantenido cerrados, los abrió y dirigió ambos esmeralda a la joven empleada de figura sinuosa junto de sí. Se sentó al instante y supo perfectamente lo que vendría, lo había contemplado con varios amigos suyos y conocía el procedimiento como a la palma de su mano. Esa era una buena razón por la cual decidió, desde temprana edad, no acercarse a nadie: ¿para qué establecer lazos con personas que, al fin y al cabo, desaparecerían del mapa sin dejar rastro?
Mientras caminaba por los pasillos que conducían al salón de recepción, se imaginó qué clase de persona le habría comprado. Esperaba fuera una mujer bonita, aunque eso no le preocupaba, sino el hecho de que la convivencia fuese amena. Bastaba con que tuviera inteligencia y un carácter fuerte. Claramente, siendo así, todo iría de maravilla. En cuanto a su apariencia, se dibujó varios sketches transcurriendo en su cerebro, cual tiras de rollo de película. Eso daba igual, después de todo, su plan sería siempre el mismo: seducirle y lograr le dejase libre. Sin duda,resultaba perfecto. Sus labios se curvaron con orgullo y seguridad; lo era.

La expresión en su rostro no pudo ser peor al haber estado allí, parado frente a quien parecía haberle adquirido, su "amo", por así decirle. Y, sí, amo: género masculino.
«Tiene que ser un chiste» pensó para sus adentros. «Definitivamente, esto es un chiste».
No obstante, todo tipo de duda se esfumó cuando le colocaron aquel collar alrededor del cuello. Lo observó con horror pintado en sus iris y trató de quitarlo, recibiendo una pequeña descarga como resultado. Chistó por ella y movió la mano hacia los lados, disipando el dolor, al mismo tiempo que la chica, con un hermoso tono de poca amistad en su voz, le explicaba y daba indicaciones al hombre sobre el uso de dicho artefacto.
Sudó la gota gorda. Maldición, tenía que irse, escaparse, pero ¿cómo? No parecía un tipo fácil de evadir, mucho menos de vencer en una pelea cuerpo a cuerpo. Perdería si tenía que enfrentarle cara a cara, su altura incluso le sobrepasaba, aún si era por pocos centímetros. Para cuando el trámite acabó, quiso decir algo, lo que fuera, tenía que parar aquello. No podía irse con un hombre, ¡un hombre! ¡En toda su vida, jamás hubiera pensado que uno de su mismo sexo le pediría!
Una idea cruzó su mente, tal vez no le quería para sí, ¿y si tenía una hija? No, por todos los Santos, alguien con esa apariencia dejada y sospechosa no podía ser padre, mucho menos si trataba de alardear frente a las vendedoras, porque sí, lo había oído. Que sujeto tan desagradable y hedonista, ¿cómo demonios se libraría de él? Sería todo un reto, un reto complicado, pero no imposible. Les invitaron a acompañarles hasta la entrada y tuvo que caminar si en verdad no quería que los cuidadores se pusieran rudos. El collar le molestaba, le apretaba y era insoportable, pesado. La situación completa le exasperaba, y, de por sí, no poseía mucha paciencia, por no decir nula. Se paró junto al desconocido y cruzó ambos brazos, desviando la mirada hacia un punto "x". Deseó llamar a los vigilantes antes de que se fueran, fingir locura, agravio..., lo primero que se le ocurriera con tal de no tener que irse con alguien así. ¡Pensar, tenía que pensar!
El ruido del exterior acercándose le hizo perder el hilo de todo lo que venía atrayendo, pero no pudo evitar mostrarse indiferente ante aquel que ahora era a quien debería servir. Inhaló con seriedad y ni siquiera le observó de frente.
Aunque hayas sido quien pagó por mí, no pienso ser sumiso ni complacerte en lo que no me de ganas —argumentó, directo.
Sin duda, cavaba su propia tumba.

(?):
Sorry la rapidez, estaba al dope y aprovecho el tiempo libre lol <3



Matt



Raza : Canino | Lobo.
Sexualidad : Heterosexual (con excepciones)
Propietario : Tch.
Mensajes : 61
Fehc de inscripción : 21/06/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El que está abajo no debe temer las caídas.

Mensaje por M. Vorfreude el Dom Ago 17, 2014 2:58 pm


Cómo se notaba que era un puto sádico de cabo a rabo. Más que nada porque lo único que pudo hacer ante la evidente cara horrororizada del otro, fue estirar las comisuras de sus labios con gran diversión. Aunque se encontró preguntándose la causa de esa reacción. Miró hacia abajo. Mmh... sí, a los pantalones los traía puestos. ¿Sería algo con su cara? Ladeó la cabeza, su mente no parando de maquinar en ningún momento. Por supuesto que sus ojos no perdían de vista al muy desilusionado chico, que parecía que todavía no caía en que de ésa no se salvaba. Por lo que la bonita mujer estaba diciéndole, quitarse ese "guapo" collar no era ningún chiste.
Escuchó al contrario con las manos en los bolsillos.
Hizo cara de preocupación.
¿Enserio? Mmmh... ya veo, es una pena. Supongo que tendré que devolverte. Parece que no te agrado y no me gustaría ocasionarle disgustos a nadie...—suspiró y luego le interrumpió el camino colocándose bien en frente, invadiendo el espacio peripersonal del daemon. Lentamente sus labios se curvaron—...a que te mueres por oír eso.
Rió bajo y se apartó, despidiendo con un gesto de la mano a la empleada. Con expresión solemne sostuvo la puerta abierta para el rubio.
Adelante, encanto—movió la mano indicando la salida—. ¿O no quieres? Por mí perfecto, pero...—se señaló el propio cuello mirando el ajeno, refiriéndose al collar—. Hasta te puedes encadenar a un poste, pero mira que he estado considerando unas vacaciones a Cancún... Presiento que odiarías la distancia entre nosotros—soltó en un burlesco tono "romántico". Algunas chicas que pasaban por ahí contuvieron unas risillas.
Eh, bombón, no estaría nada mal que dejaras de pensar con toda la cara—soltó riéndose mientras buscaba con la mirada el camino a recorrer.
Anda, hagámonos "mejores amiguitos" yéndote a comprar algo de ropa...—lo miró de arriba a abajo con cierto gesto altivo—...pensarán que ayudé a un preso a escaparse de la cárcel—comenzó a caminar por la vereda—. Apura, apura. ¿O debería cargarte al estilo princesa?




M. Vorfreude



Sexualidad : Bisexual.
Mensajes : 16
Fehc de inscripción : 27/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: El que está abajo no debe temer las caídas.

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 7:30 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.