REGLAMENTO NUESTRA HISTORIA REGISTROS GUÍAS DE ROL GUÍA DE GRUPOS HABILIDADES MODELOS DE FICHA AFILIACIONES
Últimos temas
» El Ultimo Cosmos
Mar Jun 09, 2015 6:46 am por Invitado

» Jugando con Dioses {Retirada de Botón}
Dom Mar 15, 2015 7:28 am por Invitado

» Yosakura Gakuen 夜桜学(AFILIACIÓN NORMAL)
Dom Feb 22, 2015 9:00 am por Invitado

» ⊰ Glass Pool ⊱ [Elite]
Jue Feb 05, 2015 2:26 pm por Invitado

» — The Line — Afiliación Élite
Mar Dic 23, 2014 9:50 am por Invitado

» Mitternacht akademie [Afiliación Élite]
Jue Dic 04, 2014 6:55 am por Invitado

» La Pluma y la Ficción [Cambio de afiliación: de Normal a Élite]
Vie Nov 28, 2014 10:37 am por Invitado

» Jugando con Dioses {Élite~Cambio de Botón}
Lun Oct 27, 2014 1:55 am por Invitado

» Gizem - confirmación [Elite]
Dom Oct 19, 2014 5:47 am por Invitado







afiliados hermanos



afiliados elite

Amour Sucré

Un camino desconocido... [Ezekiel Leroux]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un camino desconocido... [Ezekiel Leroux]

Mensaje por Hanata el Sáb Ago 02, 2014 7:56 am

Era un día como cualquier otro, de aquellos días en los que no sabes si se tratasen  del hoy o quizás del mañana; y para ser sinceros tampoco valdría la pena indagar en ellos. No habían muchas cosas que pudiera hacer sin ser descubierta, y aun sabiendo que si alguien notara mi ausencia en aquel lugar irían por mi y estaría en graves problemas… pero el aburrimiento y las ganas de respirar aire fresco bloqueaban cada uno de los sensores del raciocinio.

A donde podría ir? Un lugar en el que pudiera estar completamente sola y disfrutar un poco de aquello tan anhelado pero tan controversial como la libertad.

Me escabullí entre los callejones de la ciudad esperando que nadie me estuviera siguiendo, a decir verdad estaba segura de ello debido que cada cruce que pasaba miraba hacia atrás como una especie de ladrona intentando salir ilesa después de un asalto majestuoso. Antes de darme cuenta mis grandes ojos color ámbar se encontraban presenciando el escenario más hermoso que jamás había visto, ni siquiera en mis sueños donde todo resulta como quiero que sea. Aquel pequeño bosque que no tendría palabras para descubrir, más que perfecto.

Las escasas hojas de los árboles que yacían en el suelo, eran tan verdes como la esmeralda, pero ninguna esperanza de flora se encontraba presente en el lugar, algo raro para esta etapa del año.

Di una última mirada hacia atrás, no había nadie a la vista… y emprendí mi viaje hacia lo desconocido adentrándome a tierras desconocidas, pero que ahora se convertían en parte de mis recuerdos, para bien o para mal, pero es un riesgo que a veces hay que tomar para sentir vivo… y más para un ser marginado de los ojos de Dios, como era mi existencia desde el momento de mi llegada al mundo.


La briza agresiva de dirigía de un lugar a otro sin intenciones de secar, provocando que mi larga cabellera bailara una melodía angustiante que compartía con el viento y era imperceptible para los demás. Con mi mano derecha acomodé sutilmente las flores que adornaban y llenaban de vida y colores mi cabellera ahora rebelde, un toque contrastante para mi vestuario lúgubre, un vestido color marrón oscuro que arrastraba del suelo debido a mi poca estatura.

El sonido del viento producido por los fuertes choques contra los troncos de los árboles era lo único que podía escucharse en el lugar, y el sonido de las ramas que eran rotas bajo mis descansos pies. Era realmente refrescante.



Última edición por Hanata el Dom Ago 03, 2014 4:19 pm, editado 1 vez
avatar
Hanata



Raza : Deamons
Sexualidad : Heterosexual
Propietario : Ezekiel Leroux
DAEMONE : Neko
Mensajes : 15
Edad : 25
Fehc de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Un camino desconocido... [Ezekiel Leroux]

Mensaje por Ezekiel Leroux el Dom Ago 03, 2014 2:46 am

El tiempo en los bosques es algo realmente inquietante, luego de un rato caminando uno realmente pierde la noción del tiempo, ya que mientras miras  a tu alrededor no te das cuenta si has estado caminando un minuto, dos o una hora entera, el bosque es tan verde y el aire tan distinto al de la ciudad, que tu mente se pierde y olvidas el tiempo que llevas ahí, claro muchas veces suele suceder que pierdes también el camino, pero siempre puedes encontrar uno nuevo, simplemente no hay que olvidarse de seguir avanzando, uno nunca sabe las maravillas que se encontrara si simplemente sigue su camino, incluso si no es el que tomo en primer lugar. En estos senderos, lejos del bullicio y de la humanidad (si es que queda algo de ella luego de tantas guerras y desastres) un solitario caminante se maravillaba con el hecho de que semejante extensión de bosque aun estuviera de pie.
Hace fresco aquí, debe ser por la capacidad reguladora” sus pensamientos divagaban mientras caminaba, vestía ropa sencilla, pantalones vaqueros, parka delgada y al hombro una mochila pequeña, de vez en vez se detenía a recoger algo o simplemente a mirar algún árbol en particular antes de seguir su camino, la brisa era fresca sacudía las copas de los árboles y alborotaba su cabello, ya de por si revuelto, no tenía preocupaciones en su mente, aunque seguramente debió informar a donde iba después de todo, tenía algo así como un puesto importante en su lugar de trabajo, pero realmente lo fastidiaban tantas palabrerías y tramites, así que sin más había salido a dar un paseo y a recolectar muestras, en un viejo manual de micología leyó que en esa época del año era posible encontrar trufas y quería ver si aún era posible hallarlas.
Mientras seguía su camino examinando y buscando el árbol descrito en el libro, la brisa le trajo un olor floral, que no tenía nada que ver con el bosque, miraba a su alrededor buscando el origen de aquel aroma cuando un sonido de pasos y ramitas rotas llego a sus oídos, despacio y procurando no hacer ruido se desplazó hasta el lugar de donde provenía el sonido, se detuvo detrás de unos arbustos y observo una curiosa escena, una bella chica con flores en el cabello, justo como una ninfa del bosque, estaba de pie en medio de un pequeño claro, disfrutando de la brisa, pero había algo que no cuadraba en ella, no era su pelo o el hecho de estar de pie sola en un lugar remoto como este, tampoco el hecho de que su perfume natural oliera a flores silvestres, lo que contrastaba con el olor vegetal y vigoroso del viejo bosque, se acercó un poco más y la miro detenidamente. Una sonrisa se dibujó en sus labios, mientras lentamente salía de su escondite para presentarse ante la chica, tenía curiosidad por saber que hacia ahí ella sola.

—Buenos días—saludo educadamente sin esconder un timbre curioso en su voz— la brisa es agradable, ¿cierto?—su pregunta sonó inocente, pero su tono bien podría asustar a quien escuchara desprevenido, sonrió un poco más a la chica y realizo una leve inclinación como saludo al momento que esta reparaba en su presencia.
avatar
Ezekiel Leroux



Mensajes : 9
Fehc de inscripción : 28/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Un camino desconocido... [Ezekiel Leroux]

Mensaje por Hanata el Dom Ago 03, 2014 4:57 am


No recuerdo cuanto tiempo llevaba en el lugar, y tampoco era algo que me importara, a estas alturas ya algunos de los guardianes debían haberse dado cuenta de mi ausencia y estarían emprendiendo su búsqueda para capturarme; de ser así, seria mejor quedarme en este lugar toda la vida. Crear mi propio mundo, tal como lo había soñado tantas veces en mis días solitarios; no había un alma en el lugar por lo que tendría la oportunidad de caminar libremente y aprender el significado de lo que es la vida o por lo menos inventarlo.

Una hermosa melodía se escuchaba a lo lejos, tan suave y serena como el pasar de los tiempos en las películas; aquel sonido tan armonioso y lleno d emociones y diferentes esencias en cada uno de sus acordes. Levante la cabeza levemente hacia el cielo, mirando como el sol empezaba a esfumarse dejando lugar a la llegada de la luna en una escena sublime que no podría describirse con palabra alguna. Pero tenia la impresión de que nada de aquello era real, ni la brisa que rozaba suavemente contra mi rostro, ni la melodía que escuchaba en el momento, ni la puesta del sol, ni siquiera la idea de que estuviera por un segundo respirando aire fresco. Quizás ni mi existencia era incluso real.
(“Nota: La melodía no era real, provenía de su cabeza, de lo que su corazón sentía en ese momento.”)

Sentí que alguien me estaba mirando, pero me negué a creerlo, había supervisado tantas veces que nadie me hubiera seguido que la idea era más absurda de lo que podría imaginarse.
Levante la mano derecha en dirección al viento moviendo mis dedos al ritmo de la melodía que aun se seguía escuchando, pero ahora un poco más rápida, más angustiada. Las hebras de mi cabellera que flotaban con el aire se enredaban entre los dedos para luego deslizarse una a una como un juego sin fin.

Una voz masculina se pronuncio justo detrás de mi dejando mi corazón tan frio como un iceberg en el desierto, tan frio que parecía cortarlo en pedazos y a la vez derretirse y desaparecer para siempre.

–Quién eres? –fue lo único que mis labios pudieron pronunciar, pero el volumen era tan suave y devastador que dudo si quiera que el hubiera podido escucharlo, tal vez si, quien sabe.

Mi felicidad había durado menos de lo que esperaba, pero aun no tenia intenciones de dejarla escapar, así que me aferre a lo poco que quedaba de ella, de todas manera, el precio a pagar seria mi vida… algo que nunca he tenido.
Mis ojos se movían rápidamente buscando un espacio por el que pudiera escapar pero no tenia suficientes fuerzas, y comparada al joven que se encontraba allí, era más que obvio que no valdría en absoluto intentarlo.
 
–Qué haces aquí? –procedo a preguntar rápidamente con la voz temblorosa en respuesta de lo incierto y con la mirada perdida en su presencia.

avatar
Hanata



Raza : Deamons
Sexualidad : Heterosexual
Propietario : Ezekiel Leroux
DAEMONE : Neko
Mensajes : 15
Edad : 25
Fehc de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Un camino desconocido... [Ezekiel Leroux]

Mensaje por Ezekiel Leroux el Dom Ago 03, 2014 7:05 am

El hombre miro a la chica, la chica tembló de miedo, la brisa fría removió los cabellos de la chica y llevo su perfume floral hacia el hombre de pie a unos metros de ella, los ojos de la señorita eran pozos de angustia pura, podías saber que no esperaba verlo, ni a él ni a ningún ser humano vivo, al menos en un tiempo o ¿es que acaso escapaba de alguien?, la chica congelada en el claro seguía mirándole como si el tiempo se hubiera congelado, ambos sabían que esto no iba por donde querían. Al ver la reacción de conejo asustado de la chica, Ezekiel no pudo hacer otra cosa sino sonreír un tanto burlonamente, pareciera que algo se hubiese roto dentro de ella, sin embargo esto no era lo que mantenía ocupada su mente, sino que  mientras la chica estaba ahí de pies, el la analizaba para saber más sobre ella, aunque dada su belleza, decir que lo hacía mientras disfrutaba de la belleza que manaba la joven, no estaría lejos de la realidad.

Sus ojos era dos pozos de verdor que en ese momento se encontraban cristalizados, mientras miraba más detenidamente, cayó en la cuenta del origen de aquel aroma floral, la jovencita tenia sendas florecillas en el cabello que seguramente eran las responsables de que la niña oliera a campos silvestres, sin embargo un sonido lo saco de su meditación, una pregunta apenas audible había salido de los labios de la joven, una demanda justa aunque pronunciada con poca educación, demandando saber quién era el, sin embargo no le dio tiempo ni de contestar, ya que ella, aunque pareciendo que quería echar a correr en cualquier momento otra pregunta escapo de su boca, justo en ese momento los engranajes de su cerebro empezaron a funcionar de nuevo, al preguntarle con aquella voz temblorosa se hizo palpable que no solamente estaba asustada de su presencia sino que ella huía de algo o de alguien, sin embargo aun no determinaba la razón, pero eso podría esperar, sintiendo ganas de molestarla un poco se irguió y desde su lugar le sonrió.

—Es de mala educación preguntar por alguien sin presentarse antes, ¿sabías eso?— con una voz de leve censura reprendió a la joven fugitiva, mientras miraba su reacción intento parecer lo más inofensivo posible para que no escapara—y en cuanto a la otra cuestión—la miro inquisitivamente—soy tan libre como tú de pasear por el bosque y buscar setas, o es que acaso esta extensión verde y oxigenada te pertenece— añadió en tono burlón mientras su sonrisa se ensanchaba aún más y un destello de malicia se reflejaba en sus ojos.Sin dejar de sonreír empezó a caminar alrededor de ella rodeando el claro, como para cortar sus vías de escape y mantenerla concentrada en él, puesto que no quería que escapara.

Se detuvo justo cuando le había dado la vuelta a la mitad del claro y mirando fijamente a la chica este siguio con su monologo como si ella no estuviera presente—pero claro eso no puede ser posible ya que hay leyes que regulan eso—la miro fingiendo pensar
—Asi que dime pequeña,¿Quién eres? Y ¿Por qué estas aquí?—sentencio devolviéndole sus preguntas a la angustiada señorita.

avatar
Ezekiel Leroux



Mensajes : 9
Fehc de inscripción : 28/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Un camino desconocido... [Ezekiel Leroux]

Mensaje por Hanata el Dom Ago 03, 2014 8:53 am


Permanecía allí, sin poderme mover, mi respiración cada vez se hacia más pesada impidiendo que pudiera pensar bien una forma de escaparme de allí, quizás por el mismo miedo que se encontraban en cada una de las gotas de sangre que fluían por mis venas. Una angustia un tanto desconcertante. Pude ver como una risa burlona se escapaba entre sus labios, cada vez estaba más confundida respecto a aquel joven, que estaría pasando por sus pensamientos en aquel preciso momento? Acaso estaba planeando algo contra mi?
“Mala educación” aquella palabra pronunciada por el ajeno se quedo en mi mente como una bala que entra para no salir. Acaso tendría que portarme bien con una persona que acaso conozco? Por lo menos podría estar segura de que no estaba detrás de mi paradero al escuchar sus palabras seguidas, lancé una mirada analizándolo lo más que pudiera, por el momento todo estaba normal, llevaba en su espalda una mochila lo cual daba la impresión que sus palabras tenían algo de coherencia.
Aún fuese el hecho no tendría porque tratarlo con respeto, después de todo que tipo de persona se acerca a otra en medio del bosque al caer la noche y esperar que la otra parte haga sumisión?

–En primer lugar si llegas hablándole a una persona desconocida saliendo de unos matorrales, como esperas que reaccione –suspiré un segundo tomando un poco de aire –además que tipo de persona hace eso? –procedo a decir para luego mirar como el joven que hasta el momento que permanecía tan estático como yo, empieza a dar vueltas en circulo alrededor de mi, bloqueando todas mis futuras escapatorias y dejándome indefensa hacia su merced. No me gustaba la idea de sentirme acorralada, era como un perro indefenso en mira de su agresor esperando y rogando que no fuera a hacerle nada, pero como siempre, las cosas nunca pasan como uno espera.
–no dije que no tuvieras la libertad de pasear por el bosque, aún cuando no existieran leyes que lo regularan no podría serlo –haciendo una pausa –pero total, las leyes nunca se cumplen, acaso no lo sabes? o pretendes que yo no podría saberlo? –comente mirando fijamente al joven intentando parecer más fuerte de lo que era, no entiendo como ni en momentos como este podía actuar como una persona normal y ceder por un tiempo; si estuviera pensando algo contra mi, la forma de tratarlo lo empeoraría todo.

–Tu mismo lo dijiste, ambos somos libres de caminar por el bosque, así que es irrelevante lo que haga aquí, no? –mis ojos color ámbar se cruzan con los suyos mientras camino de espaldas hacia atrás lentamente, tan despacio que fuera imperceptible para el ajeno hasta que estuviera lo más alejada posible para tener la oportunidad de escapa, y con suerte esconderme en algún lugar donde no pudiera encontrarme.

–no me has dicho tu nombre, porque esperas que te diga el mío primero, joven desconocido? –una pequeña sonrisa se dibujaba en mis labios esperando que fuera lo suficiente para ocultar todo tipo de sospechas que pudiera estar reflejando por el momento –a ver, seré buena porque me agradas, me llamo… -hice una pequeña pausa no tan marcada en lo que buscaba un nombre que pudiera tomar prestado –…me llamo Amy –procedí a decir para terminar. Amy era el nombre de una pequeña muñeca de trapo diminuta que había tenido desde la infancia y a la cual me aferraba como un tesoro preciado y la cual siempre andaba conmigo en uno de los agujeros que el tiempo había hecho sobre la única prenda de vestir que me había pertenecido hacia más de 10 años.

avatar
Hanata



Raza : Deamons
Sexualidad : Heterosexual
Propietario : Ezekiel Leroux
DAEMONE : Neko
Mensajes : 15
Edad : 25
Fehc de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Un camino desconocido... [Ezekiel Leroux]

Mensaje por Ezekiel Leroux el Mar Ago 05, 2014 3:20 pm

La brisa del crepúsculo se llevaba las palabras apenas emitidas y evitaba que los oídos indiscretos de las aves tomaran parte en la conversación, así que ningún pajarito iría con el chisme, de que Ezekiel algo interesante se encontró.
Ezekiel sonreía ahora más abiertamente al escuchar las palabras de aquella señorita que actuaba como un conejo asustado, los engranes en su cerebro casi podían escucharse funcionando mientras descifraban el origen de la misteriosa joven, si alguien le preguntara el por qué o qué importancia tenia, la única contestación que se obtendría sería un llano “no tenía nada mejor que hacer”, sin embargo pese a esto una parte de él quería alargar el juego lo más posible, ya que descubrirlo de inmediato u obligarla a confesar le quitaría el encanto al asunto y sería una pérdida de tiempo. Escucho atentamente cada palabra que salía de su boca, sus reclamos eran absurdos y al parecer hablaba para distraerlo y buscar una ruta de escape.

La chica empezó a soltar una perorata sobre leyes y otras cosas, en serio debía estar desesperada, pero ¿Por qué razón? –bueno, que tipo de persona se queda de pie sin razón en medio de la nada-sonrió de lado- cuando está anocheciendo-la plática se tornaba interesante o al menos divertida y aunque al parecer no llevaba ninguna parte, les daba tiempo de analizarse y en el caso de ella, de buscar una salida, sin embargo él no se la iba a poner nada fácil-sabes, las personas se presentan antes de pedir el nombre de los demás, yo ni siquiera pregunte el tuyo ¿o sí?-siguió caminando en círculos cerrándole las salidas, la chica buscaba una manera de escapar eso estaba claro, pero él además de no tener intención(ahora) de dejarla ir, tampoco representaba una amenaza inmediata, experimentar con humanos le acarrearía una cantidad insana de papeleo y únicamente por eso, nada que ver con las manifestaciones éticas y toda esa basura, se abstenía de hacerlo, después de todo sería muy aburrido llenar esas montañas de papeleo el solo.

Miro una vez más y observo como mientras hablaba la chica retrocedía, en ese momento la chica soltó un par de palabras, realmente no se procesaron, pero algo le llamo la atención, el tono era distinto, no era como lo que decía anteriormente, se contradecía a sí mismo, era una discordancia en la música de la conversación, la chica mentía, en ese momento el semblante de Ezekiel cambio, ¿qué debería hacer? tragarse el cuento y seguir el juego o simplemente gritarle para hacerle ver que sabía que mentía, mientras cavilaba esto, su expresión era sombría y probablemente algo macabra, sin embargo no hizo lo segundo, probablemente se asustaría y huiría, terminando así con la diversión, suspiro y la miro a los ojos, intentando transmitir su mensaje, dándole una oportunidad más, tomo aire y haciendo una leve inclinación se presentó ante la chica-Mi nombre es Ezekiel-su voz sonaba fría y distante- mucho gusto, como vez me he presentado como dictan las reglas de la etiqueta que tu claramente desconoces-emitió una sonrisa que no llegaba hasta sus ojos, los cuales mantenía clavados en los de ella-ahora bien, ¿cuál es tu nombre, Amy?
avatar
Ezekiel Leroux



Mensajes : 9
Fehc de inscripción : 28/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Un camino desconocido... [Ezekiel Leroux]

Mensaje por Hanata el Mar Ago 05, 2014 3:55 pm


El joven seguía dando vueltas sin parar alrededor mío, mi brecha de escapatoria se había cada vez más escasa por lo que si tuviera una oportunidad de huir de una vez por todas, tenia que pensarlo rápido; de otra manera seria casi imposible que pudiera hacerlo. Quién diablos aparece ante una persona desconocida acorralándola de aquella manera sin motivos algunos? Aún no podía descifrarlo con exactitud y esa preocupación seguía mortificando mi cabeza apoderándose de mis pensamientos como un volcán de emociones que aparece de repente sin intenciones de esfumarse hasta haber destrozado hasta el último árbol de pie a su paso. Era realmente desesperante. Poco caso le preste a las palabras que eran expulsadas de sus labios, pues no eran algo que me importara; mi prioridad era ser libre y alejarme lo más posible de la multitud de basuras que vivían en aquel lugar esclavizando y torturando a personas como yo. Qué clase de mundo se había convertido aquel cuento de hadas que escucho de personas mayores al narrar las historias de su pasado? Quiénes habrían sido los causantes de este infierno?
De pasar en una sociedad donde todo era tranquilidad y paz, a un mundo donde la esclavitud es parte del día a día, y la violencia es el desayuno de los pobres; donde el violar y ser violado era tan común como el sol saliente en la mañana después de una noche de desgracias. Donde los niños pasaron de jugar con muñecas y carros, a jugar con armas y ser criados como parte de un ejercito. Donde los pobres se hacían cada día más pobres y los ricos seguían disfrutando de la vida diciendo que todo era perfecto. Si lo era, su mundo era totalmente perfecto, pero a riendas de seres como yo, seres nacidos en un mundo en que no tienen lugar ni valor alguno más que para el financiamiento de sus cuerpos y almas para ser vendidos a personas tan podridas como aquellos que los vendían.

Después de un rato inmersa en mis pensamientos, las palabras del ajeno pudieron entrar en mi subconsciente aunque mis oídos no escuchaban nada más.
–más bien la pregunta no seria quienes se quedan parados en medio de la nada, sino quienes se divierten en acorralar a personas en lugares como este –lo miro de reojo perdiendo mi vista entre las profundidades de los árboles deseando estar perdida junto a ellos. Por más que quisiera averiguar de quería aquella persona que seguía frente a mi jugando con mis emociones, me era imposible, era algo más complicado de lo que pudiera entender, y su mirada inexpresiva y maliciosas no daban chance a poder leer sus pensamientos más profundos.
Acaso se trataba de un demente que recorría lugares solitarios como este en busca de presas que violar y asesinar, o solo disfrutaba del sufrimiento ajeno? Pensar que había escapado de aquel templo del infierno en busca de libertad, y terminar tendida en los brazos del mismo lucifer. El destino no estaba, ni nunca ha estado a mi favor, cada día soy más consciente de ello.
Su nombre me era familiar, pero no recuerdo de donde, quizás se trataba del protagonista de algún rumor que había escuchado, pero como siempre mi poco interés en las cosas que no me interesaban había hecho de la mente gorda ante el asunto. Y por más que intentara recordar, eran recuerdos que nunca llegarían a mi, pues nunca tuvieron un lugar importante en mis pensamientos.

–ya te dije mi nombre, si quieres creerlo es asunto tuyo, tampoco tengo intenciones de que me creas si no quieres, estas en tu total derecho de hacerlo –procedo a decir ante las palabras ajenas, parece que no soy buena mintiendo y mis palabras sonaron más falsas de lo que deberían de haber sido, pero no podría darle mi nombre real ni aunque mi vida dependiera de ello, tal vez así pasaría por una persona normal que solamente disfrutaba de las caminatas a medio de la noche en lugares solitarios. Aunque dudo que aun existan ese tipo de personas.

–si no te molesta tengo cosas que hacer, y por lo visto ya has recolectado suficientes setas así que puedes marcharte, si estas aquí para protegerme, tranquilo, no me pasara nada, así que tu presencia no me es útil –añado señalando su mochila la cual se encontraba abultada, pero que en su interior no sabia la realidad de lo que había.


avatar
Hanata



Raza : Deamons
Sexualidad : Heterosexual
Propietario : Ezekiel Leroux
DAEMONE : Neko
Mensajes : 15
Edad : 25
Fehc de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Un camino desconocido... [Ezekiel Leroux]

Mensaje por Ezekiel Leroux el Lun Ago 11, 2014 9:51 am

[justify]Se debía admitir que la jovencita tenía un punto a su favor y era el hecho de que  le divertía  acorralar a la pobre chiquilla, sin embargo más que divertirse la curiosidad lo carcomía, sabía perfectamente que ocultaba lago, además de que estaba huyendo, pero de que o quien, eso aún no lo averiguaba, sin embargo no se rendiría hasta saberlo; le sorio nuevamente al escuchar sus acusaciones, efectivamente estaba en su derecho de no creer sus mentiras, pero de momento lo dejaría pasar, habían condiciones mas apremiantes, avanzo hacia la chica  sin dejar de mirarla fijamente a los ojos, como si la incitara a una pelea—Efectivamente, he recogido un buen botín, sin embargo aun tengo mas preguntas y eso también lo considero algo digno de obtener, digo, además de mi cena —sonrió con desparpajo mientras siguió avanzando, sin embargo se detuvo justo cuando estaba a solo 2 metros de la chica, tres, no, siete personas se movían por los alrededores, a unos seis o siete kilómetros de ahí, a pesar de estar entrenado, el hecho de sentir la presencia de las personas a tan larga distancia no era lo suyo, se le hacia engorroso y molesto, por eso mismo no había sentido a la chica, la cual si bien en esos momentos exudaba miedo, y se la podía sentir claramente, cuando la encontró estaba tranquila y casi imperceptible para el humano normal, sin embargo había sentido claramente a tres personas, puesto que esas tres emitían un instinto asesino bastante fuerte, tanto que aun a esa distancia podía distinguirlos claramente, aquel que pensara que el científico solo estaba de adorno fuera de su laboratorio se equivocaba plenamente.

—Sabes, creo que nuestro tiempo se agota, ¿no deberías irte ya?-formulo la frase y la pregunta, con un tono de burla y desdén bastante antipáticos, necesitaba incitarla a largarse de ahí rápidamente para poder borrar su rastro—¿o es que acaso te has enamorado de mi y quieres quedarte a jugar conmigo y ser solo para mí?—la pedantería en sus palabras era bastante palpable aunque el tono era en cierta forma educado , la miro con ojos amenazantes y empezó su acercamiento nuevamente, no podía permitir que el securitatem la descubriera y se hiciera con su juguete nuevo, después de todo, fuera de ser experimentos “exitosos” no dejaban de ser poco más que sujetos de prueba que servían para poner en práctica sus locas teorías, pero eran horriblemente molestos y entrometidos.

—Juguemos juntos entonces, si ese es tu deseo.

Extendió su mano hacia ella, justo cuando algo en su bolsillo empezó a sonar…
[/justify]
avatar
Ezekiel Leroux



Mensajes : 9
Fehc de inscripción : 28/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Un camino desconocido... [Ezekiel Leroux]

Mensaje por Hanata el Lun Ago 18, 2014 7:35 am

Mientras más tiempo pasaba a su lado, o mejor dicho, acorralada por él; más insoportable y arrogante le parecía. Enserio era algo que no podía comprender, el misterio que escondía o el porque de lo que estaba haciendo, acaso disfrutaba tanto de esto? En que momento había pasado a convertirse en su presa. Quién lo diría? Hasta resulta algo irónico; salir del infierno en busca de libertad, y tomarse de frente con el mismo lucifer.
Suspiró por un momento al escuchar las palabras que eran pronunciadas de los labios ajenos “algunas preguntas sin responder?, su cena?” acaso era parte de ello? No tenia intenciones de responder nada que el ajeno dijera, y la razón de ello se debía a que cada minuto que pasaba allí, su mente la empezaba a traicionar haciendo que se desmoronara un poco en cada instante… y cada vez se había más notorio, incluso su tono de voz estaba empezando a cambiar.

Lo único que la mantenía con esperanzas para seguir luchando por el momento, era saber que aún su secreto seguía estando a salvo; no creo que se hubiera percatado de su verdadera naturaleza, pues de haberlo hecho, el transcurso de las cosas estuviera marchando de manera diferente; aunque el ajeno seguía analizándola, podía sentirlo… no podía permanecer mucho tiempo allí, o de otra manera sería demasiado tarde para cuando se enterase de ello.

–ahm si, cierto… –respondiendo a la primera pregunta que en verdad le importaba escuchar, al parecer el destino empezaba a jugar de su lado por primera vez en la vida; aunque el tono de voz del ajeno era más de burla que de simpatía, la verdad no era algo relevante para ella –…ya se hizo de noche –comentó posteriormente mientras respiraba profundamente en forma de alivio.

“Qué??? Enamorarme de él?? Acaso está loco! Sabia que era un maniático psicópata, ni loca aceptaría quedarme y convertirme en su esclava personal, despreciable humano” Sus palabras le causaron una rabia interna que pronto fue reflejada en sus ojos, jamás aceptaría ser suya, además no tenia razones para aceptarlo tan fácil, después de todo, solo era una persona normal ante los ojos de aquel hombre.
–Aléjate de mi, pervertido –Su mano se extendía en dirección a ella, en aquel momento sus impulsos se apoderaron del momento haciendo que su mano derecha fuera a terminar en su rostro dándole una cachetada.
Oh Dios! Qué había hecho? Era obvio que su fuerza no era nada comparada con la suya, pero ya era muy tarde para arrepentirse de ello. Un sonido proveniente de su bolsillo irrumpió el lugar dándole la oportunidad perfecta para marcharse a correr.

Corrió en la dirección que encontró libre del territorio que seguía rodeando el joven, y en pocos segundos la presencia de aquella bella joven se había perdido entre los arbustos de la inmensidad del bosque. Su mirada nunca se dirigió hacia atrás por lo que nunca supo si el ajeno estaba detrás suyo para  hacerla pagar por haberlo golpeado; pero sus esperanzas siempre habían sido tan escasas como el agua en el desierto. Después de todo, quién podría seguir teniendo esperanzas y siendo optimista, si le ha tocado vivir marginado de la felicidad?

Mientras más profundo se encontraba, el sonido de los animales nocturnos empezaban a hacerse más notorio, los búhos, los pequeños murciélagos que recorrían las noches oscuras apoderándose del cielo, el aullar de los lobos empezaba a escucharse a lo lejos; toda la belleza que horas antes había tenido lugar en el mundo, ahora eran recuerdos ocultos detrás de las profundidades y que la luna se había convertido en participe de este nuevo escenario.
Tenia miedo, mucho miedo, pero aún sus pasos seguían estando firmes en busca de la felicidad jamás alcanzada. Su larga cabellera se movía junto al viento haciendo que algunos mechones se interpusieran en su rostro tapándole la visión por momentos. Las hojas rotas marcaban el recorrido que una vez habían trazado sus pasos, aunque ciertamente, podrían ser el producto de cualquier otro animal que hubiera recorrido el mismo trayecto.

Su respiración se hacía pesada, casi no encontraba aliento, no estaba acostumbrada a este tipo de actividad física; de hecho el tiempo se había detenido para ella, se había convertido en algo efímero, pudo estar corriendo sin parar durante 30 minutos incluso una hora sin detenerse; aquel presentimiento aún no se alejaba de sus pensamientos, por lo que la libertad todavía no era del todo segura.
En aquel momento ya no podía más, su cuerpo empezaba a doler y se detuvo para coger aire recostando su cuerpo del tronco de un extraño árbol inclinado, pareciera como si intentase abrazar al suelo pues su crecimiento era más horizontal que vertical.
Por el momento estaba a salvo, o eso creía.

avatar
Hanata



Raza : Deamons
Sexualidad : Heterosexual
Propietario : Ezekiel Leroux
DAEMONE : Neko
Mensajes : 15
Edad : 25
Fehc de inscripción : 30/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Un camino desconocido... [Ezekiel Leroux]

Mensaje por Ezekiel Leroux el Dom Ago 31, 2014 6:34 pm

Por un instante el tiempo se detuvo, las hojas que caían de los árboles se pararon en seco y volvieron a la normalidad lentamente, justo cuando su cautiva daba la vuelta para retirarse del lugar, sus cabellos ondearon lentamente en el aire en el momento que emprendió la carrera, se movía a una velocidad inhumana, mantuvo ese pensamiento por unos segundos y luego lo archivo ya pensaría en eso más adelante, la chica se aprovechó el momento en que se distrajo para escaparse, maldijo por lo bajo mientras admiraba la vista de la chiquilla, por un instante pensó en lanzarse detrás de ella, pero con el securitatem rondando eso no era una opción, miro su teléfono solo para encontrarse con una notificación del templum, el desprecio se reflejaba en su mirada mientras leía el “memo”, ordenes de presentarse a una asamblea, chasqueo la lengua y miro hacia donde sintió las presencias, se quedó ahí de pie mientras esperaba el encuentro, dos centinelas se habían separado del grueso principal para investigar la zona en la que él se encontraba de pie, espero un par de minutos hasta que finalmente aparecieron, dos soldados de las líneas del securitatem, armados ligera, pero letalmente, sonrío al observarlos, tanto ellos como todo su arsenal había sido creación suya.
—Hijos míos—hablo con una voz que denotaba burla–que los trae por aquí??—añadió, los jóvenes le apuntaron con sendas terminales fotovoltaicas de mira centrada, mientras el solo se limitaba a sonreír, ¿acaso se habían olvidado del miedo que debía inspirarles el hombre que experimento en ellos como si fueran meras ratas?, salió de entre las sombras, debía recordarles a los novatos que el hecho de no tener habilidades no lo hacía inferior a ellos, se acercó paso a paso y le sorprendió gratamente que al reconocerlo soltaron un ligero e imperceptible respingo, lo recordaban, tanto a el como el dolor que grabo en sus cuerpos al darles sus habilidades, necesitaba averiguar que hacían ahí, sus planes de diversión habían sido arruinados por completo gracias a su aparición, asi que eso, sumado a su insolencia le hacían estar de un humor de los mil diablos.
Los jóvenes apenas atinaron a responder, había sucedido una fuga y estaban persiguiendo a uno de los objetivos, sin embargo en el caos, aun no se había determinado las identidades de los fugados, en su mayoría Damons, una luz de sospecha se sumo al pensamiento sombrio que había tenido sobre la chica, sin embargo una vez mas relego esto a otra parte de su mente, la voz de uno de los soldados resonó momentáneamente, Ezekiel lo miro dubitativo, como invitándolo a repetir sus palabras,y lo que escucho no le gusto para nada, le exigia saber, si había visto algo extraño o raro, el científico ante sus acusaciones, simplemente se acerco al joven y de una patada lo derribo, —creo ques e olvidan de quien los creo-su voz era dura como el hierro y aun era capaz de infundirles terror a estos soldados, si se enfrentase alguno de los jefes, que el también había modificado, probablemente las cosas se pondrían color de hormiga.
-No tengo absolutamente nada que deciros-recogio su mochila-ahora si me disculpan tengo prisa-empezo a caminar lentamente en sentido contrario al de la joven con los dos soldados de escolta, no podía dejar que le quitaran sus jugetes tan temprano, además tal vez se volverían a ver, de eso se aseguraba el.

avatar
Ezekiel Leroux



Mensajes : 9
Fehc de inscripción : 28/07/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Un camino desconocido... [Ezekiel Leroux]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.